POSPONER LO QUE SABES QUE DEBES HACER TAN SOLO ES UNA EXCUSA PARA NO LOGRAR TUS METAS

A veces sentimos que tenemos que hacer algo, que necesitamos hacer algo, pero quizá no es el mejor momento para hacerlo.

Estamos tan liados y tenemos que prestar tanta atención a esas otras tareas importantes, y a veces no tan importantes, que no tenemos más tiempo para aquello que sabemos que realmente lo requiere. Aquello que sabemos que puede provocar un cambio a mejor en nuestras vidas.

Entonces, ¿qué hacemos con eso importante que sentimos que debemos hacer? 

Simplemente lo posponemos. Nos convencemos a nosotros mismos de que en un futuro más o menos cercano contaremos por fin con el tiempo necesario para llevar esta tarea a cabo…

¿Te ha pasado esto alguna vez?

A mí si que me ha pasado… Muchas veces, de hecho…

Lo que ocurre en realidad

¿Y sabes que ocurre en realidad? 

Pasan por fin esos 2 meses, o esos x meses que te has dado de plazo. 

Y tu vida sigue igual…

Sigues con tantas ocupaciones que necesitas posponer esa tarea importante una vez más…

¿Te identificas con esto?

El motivo

La realidad es que siempre vamos a tener labores importantes que hacer y estas se van a convertir en nuestra excusa perfecta.

De hecho, no eres tú quien pone esta excusa, sino tu mente.

Nuestra mente siempre nos va a dar la excusa perfecta para que no salgamos de nuestra zona de confort y no realicemos aquello que sabemos que debemos hacer para mejorar la vida que tenemos. Porque más vale bueno conocido que malo por conocer, ¿verdad?

Nuestra responsabilidad

Nosotros somos responsables de nuestras decisiones. Nadie más. Si nosotros no decidimos dar el paso y avanzar en esa meta que nosotros nos proponemos, ten claro que nunca vamos a conseguir lo que realmente necesitamos.

Debes confiar en ti siempre.

Si continúas navegando por esta web, entendemos que aceptas las cookies que usamos para mejorar nuestros servicios.    Ver política de Cookies
Privacidad